14
Sep

Relleno para sofás ¿Qué tipos existen?

Un buen sofá debe poseer un muy sencillo requisito: Debe ser muy cómodo. Un sofá cómodo nos permitirá disfrutar de mejor manera de una película, un libro, una conversación, o incluso una siesta de media tarde. La comodidad de un sofá se ve fuertemente afectada por su relleno, por lo que es muy importante elegir este último con cuidado.
Así, existen numerosos tipos de rellenos para sofá, por lo que dependiendo del tipo de relleno que cada uno de estos posea, tendrá una forma distinta. Por lo mismo, resulta bastante importante escoger apropiadamente el relleno para tu sofá si deseas disfrutar de la máxima comodidad.

¿Cuál es el mejor tipo de relleno para sofá?

Los rellenos para sofá son algo sumamente importante a la hora de ofrecer confort y durabilidad. Existen diversas clases de relleno para sofá. Generalmente, las tiendas te indican la clase de relleno que posee un sofá antes de que lo adquieras. Por otra parte, si lo que deseas es tapizar nuevamente un sofá antiguo, podrás encontrar las distintas clases de relleno en las tiendas especializadas.
Por una parte, es bien sabido que los rellenos más populares para un sofá son las plumas y la goma espuma (O una combinación de ambos), siendo estos los escogidos para la mayoría de los rellenos de muebles, existen también muchas otras opciones de donde escoger. Así, también podemos encontrar sillones rellenos en fibras sintéticas, así como otros materiales.

¿Cuáles son los tipos de relleno existentes para un sofá?

Las opciones para rellenar un sofá son sumamente variadas. Dependiendo de tu elección, el sofá gozará de mayor comodidad y durabilidad. A continuación podrás conocer las principales opciones disponibles, de modo que puedas tomar la decisión más acertada al momento de la compra.

El relleno de plumas

Las plumas son el tipo de relleno más cómodo que existe, no obstante, también son el más costoso de todos. Utilizar un relleno de plumas es ideal para los respaldos de los sofás, sin embargo, con el paso del tiempo, estas van perdiendo su volumen, se van deformando y requieren un reemplazo.
Teniendo esto en cuenta, se puede concluir que, a pesar de que son muy cómodas, no son recomendables para un sofá de uso diario.

El relleno de espuma

La espuma es la opción principal para quienes no desean gastar una enorme fortuna en su sillón. La espuma resulta muy duradera como relleno, pero también puede ser un poco dura y no se amolda muy bien a nuestro cuerpo cuando nos sentamos.Los rellenos sintéticos
Los rellenos sintéticos son una novedad de los últimos años. Estos son muy cómodos, duraderos, no se deforman, repelen el agua e inclusive, poseen propiedades antialérgicas. Estos pueden ser fibra soft o látex. Son una opción muy popular.

Los rellenos híbridos

Combinar múltiples materiales para rellenar un sofá es una elección común últimamente. Generalmente se componen de una capa de espuma y dos capas de poliéster o de plumas. Esta combinación los hace más duraderos.

Relleno de placa soft

La placa soft es una novedosa clase de goma espuma, esta se adapta a nuestra figura y luego recupera su forma original. Sin embargo, si se le aplica mucho peso por varias horas, se deforma.

Relleno de vellón siliconado

Este relleno se compone de una fibra hueca de poliéster siliconado. Esto lo hace muy cómodo y permite que regrese fácilmente a su forma original. Este material comúnmente se utiliza para los respaldos, pero no son aconsejables para lugares calurosos, pues el calor los deforma.

Relleno hipersoft

Esta clase de relleno es muy cómodo y no se deforma con facilidad, algunos tapiceros lo utilizan para rellenar cojines, mientras que otros lo colocan en compañía de otro material en la capa exterior del sofá.